En los últimos años existe una tendencia inmobiliaria en la que se busca optimizar los espacios de vivienda. Los desarrollos residenciales son la nueva opción de quienes buscan invertir en un lugar cómodo y seguro para vivir. Sin embargo, es necesario aclarar que existen más ventajas que desventajas en estos nuevos complejos habitacionales.  

En estos tipos de vivienda, el habitar en un desarrollo residencial significa ser parte de una comunidad que busca tres objetivos específicos: seguridad, privacidad y espacios recreativos. Si bien, el sentirse seguro dentro de una comunidad que solo los residentes tienen acceso es la principal ventaja, también lo es la exclusividad y los accesos controlados, ya que la mayoría cuentan con vigilancia las 24 hrs, los 365 días de l año.

Otra de las grandes ventajas es el mantenimiento constante que tienen las áreas comunes (siempre están limpias y en buenas condiciones), así como los servicios básicos que se suministran son de muy alta calidad. Esto cuenta para las amenidades que pueden contar, como áreas verdes, salón de eventos, gimnasios, piscina, etc.

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: inmobiliariagk@hotmail.com